¿Qué es un Mapa Mental?, características, para qué sirve, usos prácticos, tipos y ejemplos

Explicamos detalladamente qué es un mapa mental y cuando usarlos, con ejemplos e imágenes

Otra rama de los organizadores gráficos son los mapas mentales que propone desglosar una idea principal en diferentes ramas que van saliendo a su alrededor, mediante una jerarquía de ideas y a su vez éstas sub-ramas también se van desglosando en subconceptos. Visualmente son detectables porque el tópico primordial está en el centro, y de él salen diferentes líneas que van ramificando un camino cada vez más detallista.

Éstos gráficos nacen en una época donde la información es fácilmente alcanzada, donde el exceso de información quizás sea un aspecto negativo que produce estrés y confusión. Para clarificar la información que nos llega a cantidades, existen éstos mapas mentales con el objetivo de ordenar los conceptos más importantes, acomodarlos de cierta forma y vincular cada ítem relacionado entre sí. Lo que genera ésto es una mayor capacidad de comprender tópicos difíciles o extensos.

¿Qué es un mapa mental? Definición

Entonces llegamos a la conclusión que un mapa mental (Mind Map en inglés) es un resúmen gráfico que ordena pensamientos o información de forma jerárquica, clara y fácil para poder ser comprendidos de mejor forma y con más alcance. Son principalmente gráficos, en dónde un concepto principal es puesto en el centro, y de ahí se parte a escribir a su alrededor diferentes temas relacionados directamente. La idea es desglosar un tema y sus relacionados, para poder volver a hacer lo mismo con el resultado de cada subcategoría.

Se pueden hacer a mano o en un ordenador. Son visualmente atractivos y no tienen un orden de lectura porque todos sus textos e imágenes rodean el centro, imitando una especie de red neuronal.

Ejemplo de mapa mental

Ahora veamos como son los mapas mentales con algunos ejemplos gráficos. Podemos ver el patrón de diseño que existen entre ellos. Una idea central gráfica, con diferentes ramas, cada una con un color distinto para separar y diferenciar temas, luego cada rama puede bifurcarse en otras igual de importantes y seguir dividiéndose sin límite aparente. En todas las ramas pueden existir nuevos dibujos que nos ilustren la idea para mejorar la comprensión, además los gráficos ayudan a la memoria a recordar conceptos.

En el primero ya podemos ver como es un mapa mental complejo, con varias ramas y gráficos en cada una de las ideas.

Así es un mapa mental complejo
Así es un mapa mental complejo

En éste otro notamos también como se agrega un texto explicativo que une la rama entre ideas. De ésta forma entendemos mucho mejor el vínculo que tienen.

Ejemplo de mapa mental

En éste caso vemos un mapa mental hecho a mano, un dibujo ilustrado, con el centro bien detallado y sus flechas en todo su alrededor.

Imagen de un mapa mental

En éste ejemplo tenemos un mapa hecho por computadora, sin gráficos pero con colores que bien marcan cada rama.

Mapa mental

Acá podemos ver una variante con imágenes en lugar de ilustraciones, lo que funciona muy bien también. Es sugerido para los casos en donde el dibujo puede resultar muy difícil o detallado.

Ejemplo

¿Para qué sirven los mapas mentales?

Entonces estos mapas mentales sirven para clarificar conceptos e información extensa. Requieren para su elaboración, leer y comprender todo el tópico principal para poder desarrollarlo. Es imprescindible poder entender de punta a punta el tema para poder tomar los puntos importantes y desarrollarlos en forma de resumen.

Es decir, sirven para expresar visualmente un pensamiento o información de forma reducida, pero destacando los puntos más importantes y resaltando los vínculos entre ellos. Pueden usarse colores, imágenes y textos.

Su máxima utilidad es la de facilitar el recuerdo de conceptos, mediante sus ramas y gráficos, es muy fácil poder vincular ideas y conceptos entre sí, verlos gráficamente, lo que quedará marcado en nuestra mente de una forma difícil de olvidar.

Si estás tratando de aprender un nuevo tema, si quieres enseñar un tópico de forma didáctica, es ideal.

Son muy utilizados en el ámbito laboral y educativo, por profesores para enseñar a sus alumnos, por personal empresarial para presentar nuevas ideas o conceptos, por profesionales y emprendedores. No hay persona que no pueda utilizarlos para algún área en particular.

Tony Buzan, el inventor de los mapas mentales

Tony Buzan es un escritor Británico impulsor del término mediante sus libros, más específicamente la publicación llamada «Use Your Head», dónde habla sobre la mnemotecnia y los mapas mentales.

Buzan, también sacó al mercado un programa informático para resolver este tipo de gráficos, llamado iMindMap. Además siempre estuvo ligado a las publicaciones sobre lectura ágil, técnicas de aprendizaje, funcionamiento del cerebro, incorporación de nuevos conceptos y demás. Sobre el término «Mind Map», Buzan afirma haber adquirido los derechos en varios países.

¿Cuando usar un mapa mental?

Generalmente es propicio usar un mapa mental cuando estamos frente a mucha información, con conceptos profundos, largos, es decir un texto difícil de comprender con muchas variaciones y vínculos entre conceptos. También cuando queramos mostrar una estructura en una organización.

En todo momento donde tengamos como objetivo aclarar conceptos y exponer vínculos entre ideas, es ideal armar un mapa mental que nos ayude a demostrar visualmente lo que de otra forma sólo podemos imaginar. En cierta manera funciona pasando el gráfico de nuestra mente a un soporte físico donde lo podamos ver y evaluar detenidamente, de ahí su nombre.

Características de los mapas mentales

Hay ciertas características que debería cumplir éste tipo de mapas mentales para considerarse así. Destacamos las más importantes para explicarlas y detallar la explicación sobre cada una de las partes de éstos gráficos.

Características de un Mapa Mental
Características de un Mapa Mental

Estructura

En cuanto a la estructura podemos ver que sitúa un tema principal en el centro y luego salen ramas alrededor de todo su contorno. Se caracteriza por verse como una red neuronal, con un centro y ramificaciones alrededor, con sub ítems también ramificados. No hay límites en cuanto a niveles de ramificación, también pueden colocarse imágenes, ilustraciones, gráficos. La estética es muy parecida a una red de neuronas que se conectan entre sí, ramificando en otros nodos.

Ramas

Otro rasgo característico son las ramas. Estas son líneas que unen nodos y generalmente se utilizan con diferentes colores para organizar y agrupar conceptos. Tienen el aspecto de ramas de árbol, donde se van abriendo y especificando cada concepto.

Nodos

En cuanto a nodos, podemos ver que en ciertos diseños puede haber y en otros no. En los que no hay nodos, se utiliza directamente el estilo rama y un texto conector por sobre la rama para explicar la relación entre ítems.

Conectores

También tienen conectores, que son simplemente palabras o frases cortas que van por sobre las ramas. Pueden explicar la relación entre nodos o mismo pueden utilizarse como el nombre del nodo en sí mismo.

Diseño

En cuanto a diseño podemos ver que existen variedad de colores para agrupar ramas y conceptos. Además incluir imágenes ayuda mucho al desarrollo y la lectura del gráfico. Es posible diseñarlo a mano, si tienes habilidad en ilustración, entonces puedes crear un mapa mental a mano, el resultado es muy bueno. Para hacerlo a mano, podemos primero hacer un boceto mediante un programa y luego seguir la estructura en un papel y con lápiz.

Repasemos los puntos más importantes:

  • Ideas de una palabra o frases cortas
  • Concepto principal en el centro
  • Ramificación en temas relacionados
  • Unión de subcategorías por líneas
  • Cada subtema y sus subtemas deben tener relación alguna
  • Jerarquización de conceptos
  • Se pueden utilizar colores, imágenes y textos
  • Los subtemas van alrededor del tema principal sin orden alguno, formando una especie de círculo
  • Se deberían encontrar las ideas más específicas en los límites del gráfico

Tipos de mapa mental

Existen diferentes tipos de mapas mentales de acuerdo a su diseño o estructura. El más utilizado y típico es el que se ve a la palabra más importante en el centro y de ella se desprenden otros subtemas y así se van ramificando sin límite alguno, con la particularidad de tener los primeros subtemas alrededor de la idea inicial, es decir, no se lee de izquierda a derecha, sino, en forma de círculo.

Pero existen otros formatos que detallamos a continuación:

Araña

Es el típico diseño de palabra principal en el centro y desde ella salen los primeros conceptos importantes ubicándolos alrededor. De éstos sub-ítems salen bifurcados otros subconceptos de forma indefinida, lo que le dá el aspecto de un arácnido.

Hipermedial

Son aquellos mapas mentales que además incluyen links a información más detallada. Únicamente se pueden realizar mediante las nuevas herramientas de generación de mapas mentales como programas y aplicaciones.

Sistemático

Esta forma de organizar información es más compleja, se parece al organigrama pero más completo porque permite relacionar ítems entre sí, agregando imágenes o pudiendo vincular de ida y vuelta conceptos cruzados. Favorece mucho al pensamiento lógico, pero pueden ser difíciles de leer. Son quizás de mayor utilidad en el ámbito científico.

Multidimensional

En éste tipo de mapa mental partimos de la base de una imagen bidimensional o tridimensional que permite desglosar cada sección pudiendo explicar sus partes en detalle. Un buen ejemplo es una figura del planeta tierra detallando cada subsuelo y capa.

Jerárquico

En estos diagramas podemos ver al concepto principal arriba de todo, y debajo de él se comenzarán a desprender otros sub-ítems cada vez más específicos. De ésta forma su lectura es muy simple, aunque no permite relacionar conceptos entre sí. Se usan generalmente para líneas de tiempo u organizaciones jerárquicas del tipo empresarial o específicas.

Organigrama

En éste tipo de diagrama vemos como el principal tópico está ubicado en la cima y de él se desglosan subcategorías inmediatamente. Su lectura es desde arriba hacia abajo y se trata de ser muy práctico y simple con cada texto, siendo lo más resumido posible. No es posible relacionar otros ítems entre sí, sólo de arriba hacia abajo. Son muy utilizados en la representación de un orden jerárquico empresarial por ejemplo o en la estructura de una organización.

Conclusiones

Las conclusiones que podemos sacar a través de éste artículo son que los mapas mentales sirven para representar gráficamente la relación de ideas que existen entre conceptos. Siempre partiendo desde un tópico principal y derivando cada subcategoría para llegar a demostrar visualmente el vínculo que hay entre ítems.

Entendemos que son fáciles de comprender, aunque para crearlos hay que tener un dominio mínimo del tema en cuestión para poder detectar cada sub-ítem correctamente y no confundir al espectador.

Se pueden realizar a mano y mediante un ordenador. Se utilizan en ámbitos laborales y educativos, para representar de forma visual una idea que queramos transmitir. Incentivan al cerebro a asociar términos entre sí, a ver en un mapa más general cómo se distribuyen las ideas y a visualizar las jerarquías entre sí.

¿Alguna vez utilizaste un mapa mental?, ¿Cómo fué tu experiencia?

Contanos a continuación tu experiencia realizando éste tipo de mapas gráficos, ¿Tuviste algún inconveniente?, ¿Cuánto duró su realización?, ¿Cómo lo hiciste?

 

Deja un comentario